martes, 2 de abril de 2013

CREACION DEL BANCO MUNDIAL

El Banco Mundial, concebido durante la segunda guerra mundial en Bretton Woods, New Hampshire, al principio ayudó a la reconstrucción de Europa después de la guerra. El primer préstamo del Banco, por valor de US$250 millones, se concedió a Francia en 1947 para la reconstrucción de posguerra. La reconstrucción sigue siendo un aspecto importante de la labor del Banco, ya que las economías en desarrollo y en transición se ven afectadas por desastres naturales y emergencias humanitarias y deben llevar a cabo actividades de rehabilitación después de los conflictos. No obstante, ahora el Banco concentra más su atención en la reducción de la pobreza como objetivo principal de su labor. El personal del Banco antes consistía en un grupo homogéneo de ingenieros y analistas financieros que trabajaban exclusivamente en la ciudad de Washington. Hoy en día tiene un personal variado y de carácter multidisciplinario, con economistas, especialistas en políticas públicas, expertos sectoriales y especialistas en ciencias sociales.

Actualmente, el 40% del personal trabaja en oficinas en los países.

El propio Banco es de mayor tamaño, y han aumentado su alcance y complejidad.

Ha pasado a ser un Grupo formado por cinco instituciones de desarrollo estrechamente relacionadas: el Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF), la Asociación Internacional de Fomento (AIF), la Corporación Financiera Internacional (CFI), el Organismo Multilateral de Garantía de Inversiones (OMGI) y el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (CIADI).

Durante el decenio de 1980, el Banco tuvo que dirigir su atención a cuestiones muy diversas: a comienzos del decenio, debió enfrentarse con problemas macroeconómicos y de reestructuración de la deuda; más adelante, las cuestiones sociales y ambientales se convirtieron en el centro de atención, y una sociedad civil que cada vez se hacía oír más acusaba al Banco de no seguir sus propias políticas en algunos proyectos que recibieron mucha publicidad.

La preocupación existente acerca de la calidad de las operaciones del Banco llevó a la publicación del Informe Wapenhans, y poco después empezaron a aplicarse medidas de reforma, como la creación de un Grupo de Inspección para investigar quejas contra el Banco. No obstante, las críticas contra la institución siguieron aumentando y alcanzaron su punto máximo en las Reuniones Anuales celebradas en Madrid en 1994.

Desde entonces, el Grupo del Banco Mundial ha progresado considerablemente.

Las cinco instituciones que lo componen han trabajado, tanto independientemente como en forma conjunta, para mejorar su eficiencia interna y su eficacia en el exterior. Los clientes señalan que en general están satisfechos con los cambios que observan en el Grupo del Banco en cuanto al grado de compromiso asumido por la institución y al nivel, la prestación y la calidad de los servicios que reciben.

Ahora más que nunca, el Banco desempeña una importante función en el plano normativo internacional. Ha tenido una activa participación, junto con asociados y clientes, en situaciones de emergencia complejas y de diversos tipos: actividades posteriores al conflicto en Bosnia, asistencia a Asia oriental después de la crisis, actividades de limpieza después de los huracanes en América Central, asistencia a Turquía tras el terremoto e intervenciones en Kosovo y Timor-Leste.

Tras su creación en 1944, el BM hizo una importante reforma en 1962, cuando se firmó el Acuerdo General de Préstamos. Al principio, el Fondo pretendía limitar las fluctuaciones de los tipos de cambio de las monedas de los países miembros a un 1% por encima o por debajo de un valor central establecido respecto al dólar estadounidense que a su vez tenía un valor fijo respecto al patrón oro; el 25% de las aportaciones de los miembros debía hacerse también en oro. La primera reforma permitió la creación del Acuerdo General de Préstamos, firmado en 1962 al hacerse evidente que había que aumentar los recursos del Fondo. En 1967, la reunión del BM en Río de Janeiro creó los derechos especiales de giro como unidad de cuenta internacional.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada